Los Cinco Últimos Post Publicados

15 septiembre, 2010

Liga BBVA - Jornada nº2

La gran sorpresa de la jornada -y puede que de la temporada- fue la victoria del Hércules de Alicante ante el todopoderoso F.C. Barcelona de Guardiola. El conjunto catalán, con un cuadro de circunstancias, pero que ya querrían para sí muchísimos equipos, sucumbió ante los dos tantos del Valdez, el internacional paraguayo que nos puso a todos el corazón en un puño cuando marcó, eso sí, en fuera de juego, aquel gol a Casillas en el pasado mundial. Sin la presencia de Xavi, Alves, Busquets y Pedro en el once titular, los blaugranas jugaron un partido extraño, en el que el estilo desplegado durante estos dos últimos años brilló por su ausencia. Ni siquiera la entrada del de Tarrasa, Xavi, en la segunda parte, pudo mejorar el aspecto de un encuentro que fue muy bien planteado por el equipo dirigido por Esteban Vigo. El traspiés del Barcelona, ya que no puede ser calificado de otra manera, puede tener como única consecuencia el que se despierte el monstruo de hacer fútbol que todos conocemos.


El Real Madrid, por su parte, logró su primera victoria de la temporada en un Bernabéu, que no acaba de tener muy claro si este es, de verdad, el proyecto que sacará definitivamente a los merengues de la mediocridad en la que viven instalados desde hace ya varios años. El triunfo por la mínima, tanto en el resultado como en el juego desplegado sobre el dañado césped de Chamartín, sirve únicamente para superar al Barcelona, su, a priori, máximo rival esta temporada. Destaca la actuación de Özil, que a pesar de ser el jugador que más tarde se ha incorporado a la disciplina blanca, es el que más rendimiento está demostrando, siendo, además, el principal objetivo de las pocas ovaciones que ha tributado hasta ahora el público del Bernabéu. En el lado contrario estaría Cristiano Ronaldo, que sigue mostrándose demasiado ansioso por hacer las cosas perfectas. Se carga mucha responsabilidad sobre sus espaldas y no termina de poder con ella como él desearía.

En Bilbao se disputó todo un clásico de la primera división española. El encuentro entre el Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao, venía aderezado este año, además, por las victoras de ambos conjuntos en la primera jornada. Los de Quique Sánchez Flores se adelantaron pronto en el marcador, por medio del siempre oportuno y omnipresente Diego Forlán, haciendo que los bilbaínos fueran a remolque durante todo el resto del encuentro. Otro gol de Tiago, ya en el minuto 79, dio la puntilla al conjunto vizcaíno, que ya no pudo más que maquillar el resultado a través del gol de Llorente a falta de tres minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario. Al final, el arreón del Athletic no fue suficiente para que lograran equilibrar el marcador, lo que mantiene a los colchoneros en el primer puesto de la clasificiación por segunda semana consecutiva.


En Mestalla, la escuadra dirigida por Unai Emery sumó su segundo triunfo en la liga -de dos posibles- merced a una trabajada victoria ante un Racing de Santander, que le complicó mucho las cosas a su rival, gozando incluso de hasta dos muy buenas oportunidades de hacer gol, una en cada tiempo. Sin embargo, el gol del holandés Maduro, al filo del descanso, fue un muro demasiado alto para que los santanderinos pudieran sortearlo. El equipo de Miguel Ángel Portugal cosecha su segunda derrota consecutiva, por lo que permanece en puestos de descenso, aunque ya no en último lugar, debido a la diferencia de goles con el Levante

Otro de los aspirantes a meter baza esta temporada, el Sevilla, no pudo pasar del empate a cero goles en casa ante el Deportivo de la Coruña. El conjunto hispalense se encontró con una muy bien trabajada estructura defensiva planteada por Miguel Ángel Lotina, lo que impidió, junto al desacierto de la delantera de Nervión, conseguir siquiera un tanto que les diera el triunfo. Tras la victoria en Levante, los de Antonio Álvarez parece que levantan el pie del acelerador, tal vez demasiado pronto. Por su parte, los gallegos suman su segundo empate, por lo que se mantienen en los puestos medios de la tabla.

La goleada del día, junto a la del partido disputado en Zaragoza, y del que hablaremos más tarde, fue protagonizada en tierras levantinas por el Villareal. El submarino amarillo le endosó cuatro tantos al Espanyol de Pochettino, que a pesar de lo abultado del resultado, presentó batalla hasta que se vio la remontada como algo ya imposible. Los catalanes se mantienen en la clasificación gracias a la victoria de la primera jornada, lo que también le sucede al Villareal, ya que hemos de recordar que en dicha jornada inaugural perdió contra la recién ascendida Real Sociedad.

Precisamente este equipo, la Real, no pudo mantener el 1-2 que campeaba en el marcador desde mediada la primera parte, ya que Ulloa logró un gol que salva al Almería de caer en puestos peligrosos, pero que, al mismo tiempo, impide a los guipuzcoanos rubricar un impecable inicio de temporada al evitar la segunda victoria txuri urdin. Comienzan los vascos, a pesar de ello, con muy buen pie esta temporada, la de su regreso a la máxima competición.

El Getafe, que venía de perder ante el Espanyol, logró su primera victoria ante un muy débil Levante que, como ya comentamos en la crónica de la primera jornada, tiene mucho trabajo por delante si quiere mantenerse en primera división. Dos derrotas y ocho goles en contra hablan bien a las claras de la situación en la que se encuentra el conjunto levantino. Los de Míchel, por su parte, dejan meridianamente transparente sus intenciones este año, que no serán otras que las de seguir aderezando, como en temporadas anteriores, la competición con un punto extra de frescura.

El resultado de Zaragoza, a tenor de cómo y cuándo fueron hechos los goles, muestra que al final el conjunto maño salvó los muebles y evitó una goleada escandalosa en su propia casa. El Zaragoza también ha de andar muy atento ya que, si ya el año pasado no fue una temporada fácil, ésta puede ser aún peor de no saber despertarse a tiempo.

Por último, el partido disputado en el Molinón entre el Sporting de Gijón y el Mallorca se saldó con victoria asturiana por dos goles a cero. Los de Manolo Preciado suman, así, su primera victoria, tras la derrota ante el que es, hasta ahora, el equipo más fuerte de la Liga. Tres puntos importantes para el Sporting, pero que dejan tocado a un Mallorca que no acaba de despegar, a pesar del empate logrado ante el Madrid en la primera jornada. Muchos palos para el conjunto balear en el inicio de temporada -no hay que olvidar que fueron expulsados administrativamente de la Europa League- pueden ser demasiados para una plantilla que por enésimo año vuelve a empezar el año diezmada con relación a la del año anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario