Los Cinco Últimos Post Publicados

02 noviembre, 2010

Liga BBVA - Jornada nº8

Fácil, fácil, fácil. Poco más se puede decir de la victoria del líder, el Real Madrid, ante el Rácing de Santander más flojo que ha visitado el Bernabéu en los últimos años. Muy poquito tuvo que pisar el acelerador el conjunto merengue para endosarle seis goles a los de Miguel Ángel Portugal. Tan poco, que en ocasiones hasta daba la sensación de que los goles iban cayendo "sin querer", como si las tremendas facilidades defensivas otorgadas por los visitantes influyeran más en los goles que la propia pericia del ataque blanco. A destacar los cuatro goles anotados por Cristiano Ronaldo, que se pone al frente de la clasificación de goleadores. El portugués parece haber dado con la fórmula secreta, por lo que la intensa sensación de ansiedad que mostraba en el inicio de temporada parece cosa de un pasado que se antoja muy lejano.


La oposición que encontró el Barcelona en Zaragoza no fue mucho mayor que la del Rácing en el Bernabéu. Un gran Messi, que ya jugó un partidazo en este mismo estadio la temporada pasada, llevó las riendas del conjunto catalán, siendo, además, el autor de los dos tantos de su equipo. Los de Guardiola parecen seguir la estela del Madrid sin demasiados problemas, por lo que las próximas jornadas serán decisivas para ver cómo llega cada uno al clásico del 28-N. A priori y a tenor de la fuerza mostrada por ambos conjuntos en estas primeras jornadas, sólo ese partido puede hacer que uno de los dos pierda algún punto en una liga que corre el riesgo de volverse a convertir en un mano a mano entre estas dos escuadras, algo que hasta ahora sólo ha sido evitado por el aguante de un sorprendente Villarreal. El Zaragoza sigue con los mismos problemas de siempre, aunque como ya apuntáramos la semana pasada, no era esta la mejor jornada para cambiar la tendencia, la verdad. Los maños continúan sin conocer la victoria.


Un inconmesurable Villarreal sacó adelante un partido muy importante. La victoria en casa ante el Atlético de Madrid, un rival directo del conjunto levantino, permite al equipo dirigido por Juan Carlos Garrido mantenerse por delante incluso del todopoderoso Barcelona. No es ese el objetivo del submarino amarillo, es cierto, pero todo lo que sea estar en esta situación ahora es hacerse un colchón ante posibles malas rachas en jornadas venideras. Los de Quique, por su parte, pierden tres puntos muy valiosos y salen, así, de los puestos que dan acceso a la Europa League. La jornada que viene se enfrentan al Almería y deberían obtener los tres puntos si quieren llegar al derby del 14 de Noviembre, con una mínima tranquilidad.


El batacazo que se ha llevado el Valencia en esta jornada ha sido muy gordo. Perdieron, sorprendentemente, ante un Mallorca que cada vez hace mejor juego, por lo que dejan de sumar tres puntos por segunda semana consecutiva. Se mantienen, de este modo, en una cuarta plaza que sabe a poco después de haber sido el líder de la clasificación durante varias de las primeras jornadas.

El partido que se pudo presenciar en el Sánchez Pizjuan, entre el Athletic y el conjunto local, el Sevilla, fue de lo mejor de la jornada. No tanto por el juego, sino, sobre todo, por la cantidad de goles. De los siete, cinco fueron en la segunda parte, viendo el conjunto vasco, por un momento, como se abrían ante sí las puertas de la remontada. Al final, un gol de Kanouté en el minuto 80, acabó con las esperanzas bilbaínas en la capital andaluza.

Otro equipo que no levanta cabeza, y que sigue sin sumar un único triunfo en lo que va de temporada, es el Deportivo de Miguel Ángel Lotina. En esta octava jornada fue la Real Sociedad la que se encargó de hundir un poquito más en la miseria al conjunto gallego. Un contundente 3-0 en Anoeta vuelve a poner en duda la continuidad del míster al frente del equipo de Lendoiro. Desde las oficinas de Riazor se sigue confiando en el entrenador, pero el aficionado gallego mira cada vez con más enojo hacia el palco buscando una solución al desaguisado en que se ha convertido este inicio de temporada.

El Espanyol sigue creciendo poco a poco. "Piano, piano" que dirían en Italia, el conjunto dirigido por Pochettino continua subiendo peldaños en la tabla clasificatoria, hasta auparse a la quinta plaza que ocupan en estos momentos. En esta jornada, la víctima fue el Levante, aunque la diferencia de un gol en el marcador (2-1) pone bien a las claras que el conjunto valenciano jugó un partido serio, muy decente, lo que le permite continuar fuera de los puestos de descenso.

El Getafe, dirigido por el ex-madridista, Míchel, le endosó al Sporting de Gijón un contundente 3-0, por lo que se aúpan hasta una muy merecida séptima plaza. Parece milagroso que un equipo casi de barrio, siempre a la sombra de los dos gigantes de la Comunidad de Madrid -Real y Atlético-, se mantenga en la "zona noble" de la tabla año tras año. Las cosas parecen saber hacerse mejor que bien en casa del constructor y presidente del Getafe, Ángel Torres.

Idéntico resultado, 3-0, fue el cosechado en el Reyno de Navarra por el Osasuna. El rival, y por lo tanto, el equipo derrotado, fue el Málaga, que sigue desinflándose como un globo a cada jornada que pasa. Con este resultado, el conjunto andaluz queda empatado a puntos con el Rácing, que ya ocupa puesto de descenso. El Osasuna coge aire y se situa en la decimosegunda plaza con nueve puntos.

El único empate de la jornada se produjo en el estadio Mediterráneo, en el partido que enfrentaba al Hércules y al Almería. El 1-1 final no puede dejar satisfecho a ninguno de los dos conjuntos, ya que ambos siguen ocupando plazas peligrosas de la clasificación. El conjunto alicantino está decimotercero, mientras que el equipo de Lillo sigue caminando junto al abismo de los tres últimos puestos. Lo dicho, peligrosa situación.

01 noviembre, 2010

Liga de Campeones - Jornada nº3

En la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones casi tuvo lugar un pleno de victorias por parte de los tres representantes de la liga BBVA. Los que jugaban en casa, Real Madrid y Barcelona, obtuvieron sendos triunfos por 2-0, mientras que el Valencia se atrancaba en Glasgow, no logrando sacar más que un empate que deja las cosas algo confusas para los chés. Si ganan lo que les queda -aún tienen que visitar Old Trafford- estarán en octavos de final. En caso contrario, dependerán de terceros y de las siempre malditas carambolas.

Grupo C

Visitar Glasgow no es nunca fácil. Tanto el Rangers como el Celtic son equipos aguerridos que dan el 100% en cada encuentro. Máxime si el partido es de competición europea y se pueden mostrar ante el gran público, un hecho que tal vez no se consiga fácilmente en la Scotish Premier League, varios puntos por debajo de las ligas italiana, inglesa o española. El Valencia llegaba a Ibrox Park tras caer derrotado en casa ante el Manchester United, por lo que obtener un buen resultado parecía esencial. Sin embargo, el conjunto ché no estuvo nunca cómodo sobre el terreno de juego, por lo que el empate arrancado ante el Glagow Rangers no supone, al final, una sorpresa. En el siguente partido, en casa y ante este mismo conjunto, el Valencia necesita ganar, sí o sí, para poder soñar con la siguiente ronda, la de los octavos de final.


En el otro encuentro, el líder del grupo, el Manchester United, sacó adelante un partido fácil ante el que es el rival más flojo del grupo. El Bursaspor turco encajó un tempranero gol que ya no fue capaz de remontar. Nani, en el minuto seis, hizo el gol finiquitó el encuentro, dándole al conjunto inglés los tres puntos.

Grupo D

El Camp Nou recibía al sorprendente líder del grupo, el Copenhague, en medio de las dudas que el juego ha despertado en el aficionado culé. La escuadra danesa llegaba con la moral por las nubes y, no en vano, realizaron un encuentro, serio y disciplinado, aunque no lo suficientemente bueno como para derrotar al vigente campeón. El Barça, no sin dificultades, marcó dos goles y se sitúa en la primera plaza de la clasificación de su grupo.


En el otro partido del grupo, el Panathinaikos logró su primer punto,al empatar en casa ante el Rubin Kazan. El conjunto ruso queda únicamente con dos puntos, lo que parece confirmar que el planteamiento ultradefensivo mostrado ante los catalanes sólo sirve si enfrente tienes a uno de los grandes. Cuando el rival es de la misma talla, parece que el sistema no da para más que para empatar ante un cuadro como el Panathinaikos.

Grupo G

El primer envite serio de la temporada para el Real Madrid llegaba en esta tercera jornada de la liga de Campeones. En palabras del propio capitán madridista, Íker Casillas, el enfrentamiento contra el Milán pondría de relieve la verdadera medida del nuevo Madrid de Mourinho. Y la verdad es que el choque tenía todo el atractivo de una gran noche europea. Sin embargo, el conjunto merengue puso la directa nada más empezar el partido, haciendo en menos de un minuto, el trece, los dos goles del encuentro, lo que suponía una renta más que suficiente para noquear a este Milán, el de Ronaldinho, Pirlo, Nesta y Gatusso, aún más envejecido que aquel que derrotara hace un año al Madrid de Pellegrini.


En el partido que completaba el grupo, el Ajax derrotó por un gol de diferencia al Auxerre (2-1). El equipo holandés consigue su primera victoria y queda empatado con el Milán en la segunda plaza, ambos con cuatro puntos. En la siguiente jornada, el Milán se la juega con el Madrid en San Siro y el Ajax debe ganar al Auxerre, en Francia, si aspira a disputarle la segunda plaza del grupo -la primera parece ya asignada, salvo catástrofe, al Real Madrid- al conjunto milanista.

21 octubre, 2010

Liga BBVA - Jornada nº7

Comenzamos la crónica de esta séptima jornada con el partido que disputaron en La Rosaleda el equipo local, el Málaga, contra un Real Madrid que llegaba con la moral por las nubes tras haber goleado al Depor en la anterior jornada. Para los merengues las cosas están cambiando, el conjunto tiene buenos movimientos, es sacrificado en casi todas las líneas y parece que ha dado con la tecla para, cuanto menos, saber jugar de una manera concreta y que, de momento, le está dando un buen resultado. Tanto es así, que con este juego, el Madrid le endosó cuatro goles a los de Ferreira, terminando, por tanto, la jornada como líder de primera por segunda ocasión en esta temporada. El Málaga, que no jugó un mal partido, a pesar del resultado, nada pudo hacer ante el vendabal destado desde las botas de Cristiano Ronaldo e Higuaín, los dos goleadores de la noche. Ambos por partida doble.


Un par de horas antes, se disputó en Barcelona uno de los partidos que no hace más de tres temporadas hacían vibrar sólo con recordarlos. Los Barça-Valencia eran sinónimo de goles, espectáculo y pasión sobre el terreno de juego. El de este año, tuvo mucho de lo segundo y tercero, aunque algo menos de lo primero. En cualquier caso, el espectáculo desplegado por ambos conjuntos permitieron disfrutar al aficionado como pocas veces. La primera parte fue para el Valencia. Dominó al Barcelona y pudo y supo materializar una ocasión, por lo que los chés se fueron al descanso por encima en el marcador. Sin embargo, un muy tempranero gol de Iniesta frustró los planes de los de Emery, que si bien no podían esperar que el Barça les dejara seguir haciendo como hasta entonces, sí que podían contar la ilusión de que la ventaja les duraselo suficiente como para poner nervioso al actual campeón. Mediada la segunda parte, un nuevo gol de cabeza de Puyol rompió las esperanzas de los valencianistas. El resto del partido fue un toma y daca entre ambos equipos, en el cual el que tenía mucho ganado era el que iba por delante, y ese no era otro que el Barça, que al final, por supuesto acabó llevándose el partido.


En el partido del lunes, el Villarreal disputó un bonito encuentro frente al Hércules. Un partido rápido, con ocasiones y jugadas individuales de gran calibre, que hicieron disfrutar al espectador. El conjunto alicantino juega bien al fútbol y tiene buenos futbolistas. Drenthe parece haber encontrado su sitio en la liga y está rindiendo a un nivel muy superior al mostrado durante su etapa como madridista. El resultado final refleja, con justicia, que ambos equipos lucharon a brazo partido por vencer, aunque ninguno de los dos pudiera llevarse el gato al agua. Visto el partido, parece que el resultado de este magnífico partido es totalmente justo.


El sábado, el partido con que se abría la jornada enfrentaba a dos equipos madrileños. El Atlético de Madrid, con las bajas de Forlán y Agüero, se enfrentó al Getafe de Míchel y ambos conjuntos depararon uno de los partidos más aburridos de lo que llevamos de temportada. al final, los de Quique Sánchez Flores se metieron los tres puntos en la mochila casi sin despeinarse. Tampoco es que realizaran un buen encuentro, pero es que la imagen ofrecida por el conjunto getafense fue realmente pésima. Poco más que destacar.

Un equipo que sigue en la cuesta abajo y sin frenos, a pesar del espejismo de la jornada anterior, es el Sevilla, ahora de Manzano. El profesor, después de parecer haber dado con la tecla al conseguir la victoria en la pasada jornada de liga y Europa League, vuelve a caer estrepitósamente. Practicamente en ningún momento del encuentro el Sevilla pareció poder sacar el partido adelante. Un tempranero gol de Sangoy y otro en la segunda parte de D. Castro, fueron suficientes para doblegar al conjunto hispalense, que queda relegado a la séptima plaza de la clasificación. El Sporting sigue subiendo puestos y ya está décimo. Nunca mejor dicho, a día de hoy el Sporting es un equipo de mitad de la tabla.

Dos de los equipos que ocupaban puestos peligrosos antes de que comenzara la jornada se enfrentaban entre sí y, a tenor del resultado final, con trágicas consecuencias. Depor y Osasuna disputaron un partido que finalizó en un empate que no ayuda a unos ni a otros. Un hecho muy preocupante es que el conjunto de Lotina sigue sin hacer un solo gol. Siguen con aquellos dos tantos que le hicieron al Getafe hace ya mucho, un mundo.

El resultado final del partido disputado en San Mamés no refleja lo que fue el partido en realidad. El 2-1 con el que el Athletic se llevó el encuentro se queda corto para lo que fue el partido en sí. Sólo hubo un equipo sobre el verde de la Catedral, consiguiendo el equipo maño el tanto que maquillaba el resultado ya en el tiempo de descuento. No es Bilbao el mejor campo donde un equipo como el Zaragoza, en puestos de descenso, puede comenzar a tomar aire. Sin embargo, el siguiente rival que se va a encontrar en el camino el equipo de Gay es, nada más y nada menos, que el Barcelona. Está todo dicho.

El Levante, el peor equipo, de largo, de las primera dos/tres jornadas, sigue en plena racha y suma ya su cuarta jornada sin conocer la derrota. Dos empates, ante el Madrid y el Osasuna, y dos victorias, ante el Almería y ésta, ante la Real Sociedad, le aúpan hasta la muy meritoria decimotercera plaza. Un puesto con el que nadie soñaba hace bien poco por tierras levantinas. La Real sigue sin haber ganado ni un solo encuentro lejos de San Sebastián. Un empate, ante el Almería y en la lejana ya segunda jornada, es lo máximo que han sacado a domicilio.

Un equipo que salió contento de esta séptima jornada ha sido, sin lugar a dudas, el Racing de Santander. Consigue una nueva e importantísima victoria y sale de los puestos de descenso. El rival fue el Almería de Lillo, que se queda un puesto por encima del descenso. La cabeza del entrenador del conjunto andaluz vuelve a pender de un hilo, después de que consiguiera salvarla tras la aparentemente exigua victoria ante el Depor en la quinta jornada. La semana que viene el Almería se vuelve a enfrentar, en casa, a un nuevo match ball del que malamente se salvará Lillo si no es con el triunfo. El rival, el Hércules. Veremos.

El Espanyol disputó una segunda semana como visitante. La primera sucumbió ante la Real en Anoeta, pero en ésta, a pesar de ser por la mínima, consiguió la victoria, por lo que se afianza en la zona noble de la clasificación. El Mallorca de Laudrup, el rival de los de Pochettino, sigue con su irregual marcha en Liga. Tras conseguir un empate con sabor a victoria en el Camp Nou, no pudo con los blanquiazules, por lo que cae tres puestos y se queda con ocho puntos, a sólo dos del descenso. Tendrán que estar vigilantes por Mallorca si no quieren meterse en la tan peligrosa zona del descenso.

17 octubre, 2010

Alerta roja en Anfield


La cuarta derrota en liga del Liverpool, no por previsible menos traumática, ha tenido lugar este fin de semana, dejando al conjunto de Roy Hodson ocupando el penúltimo puesto en la Premier. El Everton, eterno rival en el derby de Merseyside, fue además el conjunto ante el que se ha materializado la debacle, por lo que el. Arteta y Cahill hicieron los dos goles del encuentro, que permiten al Everton respirar en liga con algo más de tranquilidad de lo que lo hacían hace tan sólo una semana. Es increíble, pero parece que ni siquiera Torres o Gerrard tiene en sus botas el fútbol o las soluciones necesarias como para empezar a reconstruir una situación que se torna más y más complicada a cada minuto que pasa.


Por otro lado, y si la situación deportiva no fuera lo suficientemente preocupante ya de por sí, hay que sumarle a la coyuntura el embrollo tan sumanente complicado en que anda envuelta la institución a razón de la compra-venta del club. La controvertida salida de los estadounidenses Hicks y Gillett, para los aficionados liverpudlians los dos peores gestores que han pasado por Anfield, ha contribuido a desestabilizar la ya de por sí muy precaria estructura scouser. La cantidad de años sin títulos que llevarse a la boca, así como una errática política de fichajes, que muy bien pudiera estar motivada por la falta de dinero, han conducido a la entidad red a una situación límite. Asimismo, la llegada este año de un entrenador como Roy Hodgson, con un perfil absolutamente diferente al del anterior mister, no hace sino ahondar en la terrible confusión en que se encuentra inmerso el equipo inglés.


Que no andan bien las cosas en Anfield, es algo obvio, de la misma manera que también lo es el que muchos son los cambios que hay que realizar para que el equipo pueda tirar haca delante, de manera que los daños sean los menores posibles a final de temporada. No se habla ya en Liverpool de grandes gestas este año, por supuesto, pues sería de locos hacerlo con los datos de las ocho primeras jornadas en la mano, pero sí de los posibles remiendos que lleven a la institución a sortear los múltiples problemas en que anda metido y los que, seguro, le vendrán como consecuencia de los actuales.

No se sabe si un nuevo entrenador sería la solución -ya hay rumores que apuntan en este sentido en la orilla red del Mersey-, pero lo que sí parece seguro es que los nuevos dueños, los también estadounidenses John Henry y Tom Werner, tendrán que trabajar muy duro y tomar rápidamente las pertinentes decisiones deportivas y económicas, si no quieren terminar como ya lo hiciera diez años atrás otro clásico del fútbol europeo, el Atlético de Madrid. El Liverpool es un grande en Inglaterra y debe seguir siéndolo. Por el bien de los fans del equipo, por el de la Premier y, por supuesto también, por el bien de todos los aficionados.

13 octubre, 2010

Llorente, gol y victoria

En la victoria de la selección española ante Escocia en Hampden Park, Glasgow, el riojano Fernando Llorente volvió a marcar, por lo que ya suma siete goles en doce internacionalidades. Es decir, anota un gol cada 58 minutos. No está mal. El alto jugador riojano se ha convertido en el jugador español más efectivo, superando a Raúles, Villas o hasta Zarras. Vicente Del Bosque atinó una vez más al sacarle al terreno de juego cuando la cosa peor se ponía y, como ante Portugal en el pasado Mundial, Llorente consiguió desatascar un partido que empezaba a ponerse correoso.


A España, a pesar de desplegar un juego aceptable, le costó una barbaridad abrir "la lata". El primer gol no llegó hasta el minuto 44, cuando un balón colgado desde la banda derecha fue interceptado con el brazo por Whittaker dentro del área, por lo que el árbitro, el suizo Massimo Busacca, señaló el punto de penalti. Rápida y decididamente, Villa cogió la pelota dispuesto a tirar la pena máxima. Lanzó el balón por la derecha y, aunque McGregor llegó a rozarlo con la punta de los dedos, el esférico entró, convirtiéndose Villa, de esta manera, en el segundo jugador español en llegar a la cifra de los cuarenta y cuatro goles, aunque parece lógico pensar que es cuestión de muy poco tiempo que supere la marca en breve. Ya en la segunda parte, España siguió jugando con rapidez, alternando las aperturas hacia las bandas con maravillosas paredes, a través de las que los acercamientos a la portería escocesa se sucedían cada vez con mayor peligrosidad. Así, en una ocasión de ataque español en la que la pelota quedó muerta a escasos metros del área pequeña escocesa, Iniesta se hizo con la pelota y antó el segundo gol al colocar el esférico con gran precisión junto a la base del poste derecho británico, haciendo inútil la estirada del guardameta.

La cosa iba realmente muy bien cuando, de repente, de manera incompresible y cuando el partido parecía finiquitado, sucedió lo que nadie pensaba que podía ocurrir. En ocho fatídicos minutos, la selección escocesa empató el partido. Primero mediante un magnífico gol de cabeza de Naismith, que remató un pase muy largo desde la banda derecha, y luego, en una jugada desafortunada de Piqué que no pudo evitar que la pelota que intentaba despejar se colara en el marco defendido por Casillas. Nadie sabía ni cómo ni por qué, pero la campeona del mundo estaba empatando ante una Escocia que, a pesar de haber mostrado algo más de ambición que la exhibida en su partido del pasado viernes ante la República Checa, era infinitamente inferior a La Roja. Del Bosque reaccionó con rapidez y realizó los cambios. Entraron Pablo Hernández, que se mostró algo nervioso, y el ya citado Llorente, el cual se aprovechó de un fallo de marcaje garrafal de la zaga escocesa para rematar de primeras a la red el tercero.

La selección alcanza, con esta victoria, el pleno de triunfos en lo que llevamos de fase de clasificación. A falta de enfrentarse con el rival más duro del grupo, esta noche se ha sabido sacar adelante uno de los choques más complicados. Hampden Park, con su maravillosa puesta en escena, nos brindó un partido excelente, de ida y vuelta, en el que el combinado nacional supo someter a una Escocia que es más Escocia cuando está respaldada por esas ochenta mil animantes almas que hoy llenaban el mítico estadio y que nos han hecho estremecer al oir su Flower of Scotland.