Los Cinco Últimos Post Publicados

01 octubre, 2010

Liga de Campeones - Jornada nº2

Una victoria, un empate y una derrota. Los resultados de los equipos españoles en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones arrojan un balance difícil de estimar. Depende de qué aspecto se pondere más en la valoración, el juego, el resultado o las sensaciones. Lo que sí parece seguro es que aún estamos aún en el inicio de esta primera fase y todo resultado, por muy adverso que pueda parecer, es remontable. Máxime teniendo en cuenta el pleno de la primera jornada.

Grupo G:

La victoria fue para el Real Madrid. En Auxerre, Mourinho acabó con una maldición, la de no conseguir triunfo alguno en suelo francés, que ya duraba mucho -demasiado- tiempo. Sin embargo, el postrero gol de Di María, que fue el único del partido y, por tanto, el de la victoria, no logró disipar duda alguna acerca del juego del equipo. Siguen los mismos fallos, la misma precipitación y la poca puntería. En este choque, por si lo anterior fuera poco, se vio a Casillas mucho más tiempo de lo que hasta ahora era habitual, por lo que la tan alabada estructura defensiva pergeñada por Mou pareció mostrar sus primeras grietas. El la casa blanca siguen en construcción, lo sabemos, pero ¿hasta cuando? Son ya bastantes los partidos oficiales disputados y no parece observarse una clara mejoría.


En el otro partido disputado en este grupo, Milán y Ajax empataron a un gol. No es mal resultado para el Real Madrid, que sin estar en un grupo extremadamente fácil, ya va encarrilando la clasificación. Seis puntos y el siguiente partido, en Madrid y ante el Milán de Ibrahimovic, que se revela como clave para disponerlo todo para el pase a octavos.

Grupo D:

En Rusia, el Barcelona no pudo pasar del empate ante un Rubin Kazan que parece haberse convertido en su bestia negra. Tres encuentros oficiales entre ambos y el Barça aún no ha conseguido una sola victoria. Dos empates y una derrota es el balance de los enfrentamientos directos. No obstante, en el partido disputado en la tarde del miércoles, los de Guardiola fueron muy superiores. La posesión, el número de tiros a puerta y demás estadísticas se pusieron como siempre del lado azulgrana. Sin embargo, la mala suerte y la espléndida defensa planteada por el entrenador del conjunto ruso, Berdiyew, impidieron que el Barça se llevara los tres puntos. La cosa, incluso pudo haber sido peor, pues el Rubin Kazan se puso, mediada la primera parte, por delante en el marcador, viéndose obligado entonces el Barcelona a remontar, cosa que consiguió Villa de penalty, ya en la segunda parte. La última oportunidad del encuentro fue para el cuadro ruso, en un remate de cabeza del renacido jugador nigeriano, Martins, que rebotó en la cepa izquierda de la portería defendida por Valdés. En definitiva, un partido en el que los dos equipos emplearon muy diferentes estrategias y en el que el empate fue, tal vez, un resultado justo.


En grecia, el Panathinaikos perdió por segunda semana consecutiva y queda pendiente de inaugurar su casillero y con las posibilidades de clasificación bastante complicadas, teniendo en cuenta, además, que el rival ante el que sucumbió fue el Copenhage, que ya tiene seis puntos. Los daneses ahora encaran los dos partidos más duros de la fase, los del que le enfrentarán a los de Guardiola, por lo que no parece aventurado prever que dejarán el liderato en breve.

Grupo C:

En Valencia, el Manchester United cumplía la que, a priori, será su visita más complicada en esta primera fase. A la vista de ello, el resultado obtenido por los de Ferguson es más que positivo. En un discreto encuentro jugado por ambas partes, los diablos rojos supieron ser más efectivos. Chicarito, el joven jugador mexicano, fue el autor del único gol del encuentro y, por tanto, del tanto que le da el segundo punto al conjunto inglés. Flojo partido del Valencia, que pierde de esta manera su primer partido oficial esta temporada. No era el mejor momento y lugar para ello, pero aún hay tiempo para conseguir los necesarios puntos que aseguren la clasificación para los octavos de final.


El Glasgow Rangers, en el otro partido del grupo, consiguió sumar su primera victoria en esta edición de Liga de Campeones al imponerse por un solitario gol al Bursaspor, conjunto que está confirmando las previsiones que le situaban como el más flojo del grupo. Este grupo C, en el que ninguno de los equipos ha conseguido obtener el pleno de victorias, se revela como el más igualado de los tres en los que se encuadran los conjuntos españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario